close

Es posible que no se encuentre en la versión web de OBO-Bettermann en español. Escoja su país si desea cambiar el idioma:

Referencias

Fábrica de BMW en Spartanburg (Carolina del Sur/EE. UU.)

  • Gallery BMW-Werk in Spartanburg
  • Gallery BMW-Werk in Spartanburg
  • Gallery BMW-Werk in Spartanburg

    Imagen de la fábrica de BMW en Spartanburg 03

  • Gallery BMW-Werk in Spartanburg

    Imagen de la fábrica de BMW en Spartanburg 04

  • Gallery BMW-Werk in Spartanburg
Soluciones OBO para BMW

Alrededor de 15.000 flamantes BMW X5 y X6 salen cada mes del interior de la fábrica de BMW localizada en Spartanburg (Carolina del Sur/EE. UU.). El cliente, que espera con ilusión su nuevo todoterreno, apenas sospecha que las soluciones de OBO también han desempeñado una función clave en la producción del mismo. Y es que las bandejas portacables de OBO del modelo MKS/SKS se encargan desde hace años de que los cables de corriente y de datos se extiendan allí donde la producción los necesite, a lo largo de un vasto terreno de 465 hectáreas.

BMW se estableció en 1994 en Spartanburg, a 340 kilómetros aproximadamente de la costa este de Estados Unidos, y fabricó en primer lugar los modelos 318i y Z3. Debido al éxito económico de la fábrica, en el año 2000 se amplió con un presupuesto de 300 millones de dólares. Ya en aquella época, OBO Estados Unidos trabajaba en cooperación con Siemens en la ampliación de la fábrica, y ofrecía las soluciones del sector de sistemas portacables. BMW no solo contribuyó a la mejora de la economía de Spartanburg: en 2003, este fabricante de automóviles construyó en la Clemson University un gran centro de investigación para vehículos de 162 hectáreas, favoreciendo también la ciencia.

En 2009 se produjo una nueva ampliación de la fábrica por 750 millones de dólares, en la que OBO y Siemens volvieron a trabajar codo con codo durante los seis meses que duró la construcción. Siemens suministró cinco nuevas líneas de producción para la fábrica de BMW, mientras que OBO transmitía a los constructores su experiencia en el sector de la instalación y el desarrollo. En estrecha colaboración con el equipo de desarrollo de Siemens y los instaladores locales, se decidió qué productos de OBO encajaban mejor en los distintos entornos existentes, para poder garantizar a BMW una producción perfecta después del acabado.