close

Es posible que no se encuentre en la versión web de OBO-Bettermann en español. Escoja su país si desea cambiar el idioma:

Referencias

Teatro Bolshói de Moscú

  • Gallery Bolschoi-Theater
Los productos OBO han desempeñado un papel relevante en la reforma

El Teatro Bolshói (en ruso Большой театр "Gran Teatro") de Moscú es uno de los teatros más importantes y conocidos de ópera y ballet de Rusia. Es el hogar del Ballet Bolshói y de la Ópera Bolshói, que forman parte de las compañías de ópera y ballet más antiguas y mejor consideradas de todo el mundo. La histórica fachada del Teatro Bolshói se reproduce incluso en los billetes rusos de 100 rublos.

El 28 de octubre de 2011 el Teatro Bolshói abrió de nuevo sus puertas tras seis años de continuos y laboriosos trabajos de reforma con un coste superior a 21 billones de rublos (aprox. 680 millones de dólares US). Una parte importante de esta reforma fue la instalación de un nuevo sistema bajo suelo para el suministro discreto de energía eléctrica y de un sistema de protección contra el rayo de cobre. OBO suministró ambos sistemas y ofreció apoyo técnico en cada fase del proyecto.

Más de 900 actores, bailarines, cantantes y músicos trabajan en el Teatro Bolshói, uno de los teatros de ballet y ópera más conocidos e importantes de Rusia. El Teatro es además la empresa matriz de la Academia de Ballet Bolshói, una de las escuelas de ballet líderes en el mundo.

El histórico Teatro Bolshói fue construido en 1825 por el famoso arquitecto Joseph Bové. 28 años después, en 1853, todo el interior quedó destruido por un devastador incendio. En 1856, después de tres años de continuos trabajos de reforma, la suntuosa restauración del Teatro Bolshói se dio por concluida y su reapertura formó parte de las celebraciones por la coronación del Zar Alejandro II.

Desde entonces el Teatro ha sido reformado y rehabilitado en numerosas ocasiones. Entre julio de 2005 y octubre de 2011 se llevó a cabo la reforma más grande de toda su historia, totalmente financiada por el Gobierno Ruso. Se restableció la decoración original, con trabajos de artesanía especializados. Se recuperó la acústica original de la sala, que se había perdido en gran medida durante la etapa soviética.

Por su antigüedad y la forma semicircular del edificio, los cables necesarios para el suministro eléctrico de las plateas se tendieron solo en el suelo. Se instaló el sistema bajo suelo OKA de OBO, que combina varias ventajas para su uso en el Teatro Bolshói.

Por ejemplo, desde un punto de vista estético las tapas y marcos OKA se ajustaron perfectamente al suelo, porque son prácticamente invisibles. Las cajas de pavimento se colocaron en los huecos previstos para ello. Las tapas casi no se distinguen del pavimento de alrededor. El color latón envejecido de las unidades portamecanismos combina perfectamente con la decoración imperial del Teatro.

Otra ventaja añadida es la posibilidad de abrir a lo largo todo el sistema bajo suelo OKA. De esta manera se realizar fácilmente cualquier cambio en el tendido de cables. La limpieza en seco o húmeda del suelo se realiza sin problemas gracias a unas juntas que se colocan por separado; el suelo puede incluso limpiarse con agua.

En el tejado del Teatro Bolshói OBO instaló un sistema de protección contra el rayo TBS de cobre, con conductores redondos, soportes para conductores y conectores. Para fijar el sistema de protección contra el rayo en el tejado se utilizaron soportes para conductores con abrazaderas para chapas. Con esta solución no fue necesario practicar aberturas en el tejado. Uno de los criterios más importantes fue evitar en todo momento que la instalación del sistema de protección contra el rayo dañara el tejado.

Gracias a las mejoras realizadas durante la reforma, el Teatro Bolshói es hoy en día uno de los teatros técnicamente mejor equipados del mundo.